Modyo
Comienza Aquí
transformacion digital

8 Claves de un Buen Product Discovery para Equipos Ágiles

Cada proceso es importante en el ciclo de vida de un producto, y comienza con el descubrimiento del producto. Prepárate para el éxito con estos 8 consejos.

Fernanda Valdés

Fernanda Valdés

Compartir en:

Relacionado con:

Business Leaders Technology Leaders

Publicado el 20 Dic, 2021 6 minutos de lectura

En Modyo siempre decimos que un producto nace cuando sale a producción. Esta mirada es esencial porque activa la conciencia permanente sobre la importancia de cada proceso en la vida evolutiva del producto, tanto como en su ciclo de desarrollo, empezando por el Product Discovery o descubrimiento de producto. 

Hoy queremos dejar una guía rápida para que los equipos ágiles logren potenciar y socializar este proceso en sus organizaciones, reducir la incertidumbre bajo un nuevo contexto digital o semi presencial, y sacar el mayor provecho de la etapa de descubrimiento de producto.

Diagrama del proceso de descubrimiento

1. Tenga siempre presente la importancia el product discovery

La etapa del descubrimiento de producto es la base para identificar qué es lo que vamos construir. Es la etapa donde se definirán objetivos, se filtrarán ideas y se identificarán los posibles riesgos para la etapa de delivery.

El discovery puede ser hecho “standalone” o estar incluido como parte del proyecto o planeación completa de un producto. Una vez terminado un discovery, el equipo completo (incluyendo al cliente) debe tener muy claro las definiciones tácticas necesarias para garantizar un delivery impecable. 

Es importante que todo el equipo que participa en la etapa de descubrimiento entienda que el proceso no es solo para hacer definiciones de reglas de negocio, construir entregables UX/UI (como prototipos) o definir arquitectura de contenido, sino también para hacer definiciones técnicas que sean fundamentales para el delivery del producto. Cada regla de negocio, lógica o decisión de la interfaz tiene que ir conectada a la estructura de dominios, definiciones de arquitectura e incluso puede llegar a ser replanteada con base en esos hallazgos. De aquí saldrán elementos clave como el lenguaje ubicuo y las definiciones de dominios e incluso el plan de trabajo de una arquitectura Micro Frontends.

 

2. Diseñe un proceso a la medida del tiempo

Es entendible que todo equipo organizacional tiene una meta en el tiempo, así que un discovery debe poder adaptarse a la estrategia del negocio. Por lo general es la etapa que más sufre impactos por el poco tiempo para el delivery o la presión de una salida a producción ya comprometida.

El desafío del tiempo no debe resultar en omitir esta etapa de descubrimiento, o en eliminar actividades claves por falta del mismo. Antes de recurrir a acortarlo es importante identificar los objetivos y seleccionar las actividades y artefactos que den la flexibilidad requerida en el tiempo sin perder la calidad en los resultados del proceso.Prueba de esto es que 60% de los profesionales de UX afirman que en sus organizaciones se lleva a cabo 1 Product Discovery por cada 2-4 proyectos.

Nuestros modelos de Product Discovery por ejemplo se enfocan en Definir e Idear a partir de la necesidad del negocio. En Modyo tenemos 5 tipos de descubrimientos según el objetivo y las necesidades de tiempo, objetivos y recursos. Estos pueden variar en las semanas de ejecución, y según el nivel de certidumbre, requerimientos, alcance e incluso el tipo de producto.

Mujer mirando el calendario

3. Tenga una buena oferta de metodologías y actividades 

Las metodologías o actividades en la etapa de descubrimiento pueden ser tan diversas como se requieran, pero siempre buscan que el cliente y los stakeholders participen activamente. Existen herramientas como Product Discovery Methods que le facilitarán esta ejecución según su necesidad.

No todas las actividades del discovery sirven para lo mismo. Saber qué hacer o qué preguntar es fundamental para que las sesiones sean claras, enfocadas y faciliten la construcción de los prototipos en baja y alta definición. En Modyo usamos recursos según la necesidad y los objetivos de cada cliente. Buscamos combinar actividades como ATAM, OKRs, sesiones de arquitectura, mapas de impactos, construcción de flujos de usuario, entre otras. Esto se hace con "artefactos" que sean prácticos, promuevan la buena documentación, fomenten el trabajo ágil del equipo y en definitiva que contribuyan a un buen delivery.


4. Identifique la misión de las sesiones y actividades

Las sesiones variarán dependiendo de los objetivos del equipo y su misión es lo que le permitirá asegurar la utilidad de las mismas, separar ideas de forma útil, identificar riesgos por categoría e identificar las principales limitaciones técnicas. 

Independientemente de las sesiones que se programen, siempre será clave identificar la misión de las mismas. Cuidar la agenda añade valor y previene el desgaste innecesario en los equipos. Aquí están las misiones clave: 
  • Estratégica: Es fundamental en estas sesiones buscar que nazcan las principales definiciones transversales y estratégicas para el negocio; En estas se debe involucrar al máximo al cliente ya que de ellos surgirán estas definiciones. 
  • Táctica:  Son sesiones para bajar a detalle y definir aspectos relacionados a los features y características del producto digital a construir.
  • Técnica: Sesiones en donde se deben reunir los equipos técnicos de todas las partes involucradas para llegar a un entendimiento común respecto a la solución de software que mejor cumple con los objetivos planteados por el negocio.

Jugadores de Rugby analizan una jugada

5. Transfiera el conocimiento a los equipos para que hagan las preguntas importantes

Uno de los grandes desafíos en este proceso es el empoderamiento de quienes facilitan las sesiones, tanto como la participación de quienes aportan desde negocio. Así que recomendamos espacios abiertos para conversar y compartir ideas. 

Implementar técnicas y reuniones de forma digital no es un problema si los facilitadores tienen la oportunidad de practicar, observar y tener curvas de aprendizaje que les permitan transferir el conocimiento y desarrollar habilidades (sobre todo blandas). 

En Modyo buscamos que todos nuestros equipos puedan tener la experiencia de participar desde la escucha o liderando estos espacios, siempre apoyados en el método socrático de preguntar. Hemos aprendido que en las etapas de descubrimiento de producto es importante aprender a hacer las preguntas indicadas. 


6. Ayude a que no se confunda el Discovery con actividades como el Kick Off o construcción de un Brief

Muchas organizaciones han estado haciendo transición a procesos ágiles, y en ese cambio incorporan técnicas y metodologías de forma inexperta y copiando modelos. (Camino válido si se capitalizan los errores, pero al final costoso en tiempo y recursos)

En esa adaptación y con la premura del tiempo suelen omitir el discovery o confundirlo con otras prácticas como la elaboración de un Brief o un Kickoff. Ejercicios que suelen realizarse con un grupo reducido perdiendo de vista la sinergia organizacional, o abriendo la puerta a reprocesos en tiempo y recursos. 

Si lo quiere ver de alguna manera práctica imagine que el discovery va en medio de su Brief y su Kickoff. Es el pegamento y el proceso que reducirá costos y mantendrá la visión y el objetivo en la mesa de trabajo.


7. Aprenda a planear la agenda

Cualquier proceso del ciclo de vida del desarrollo del producto va a requerir participación del negocio y lograr encontrar espacios para que las personas necesarias participen es un desafío.

El mayor reto es bajar la incertidumbre y la percepción sobre el proceso ayudando a entender que es ganancia y no una cita más en la agenda. Reducir el estrés y dar la información oportuna es vital.

En lugar de sesiones exclusivas y eternas busque sesiones estratégicas; levante siempre un mapa de los stakeholders para citar con tiempo a las personas claves, y con claves nos referimos a quienes toman decisiones tanto como a los expertos en temas operativos y quienes están en la operación del día a día.

Aprender a encontrar a esas personas requiere de buena comunicación, asertividad, indagación, y se logra en dos momentos: antes del inicio del Product Discovery y después de cada sesión. Así que tomar nota de quienes participan, saber con antelación quienes van, confirmar con tiempo, agendar con antelación, establecer recordatorios y colocar el objetivo de la sesión o insumos en las citas son buenos hábitos que no solo ayudarán a la participación sino a que los involucrados vean que su tiempo es valioso.

mano pega tareas listas en una pizarra

8. Tome nota de los riesgos con un propósito en mente

Lo valioso de los procesos de descubrimiento no es acumular información, sino saber filtrar y organizar. No genera valor tener grandes cantidades de  datos sino saber analizar los que se tienen. 

Los riesgos hacen parte de los elementos clave del descubrimiento, siempre se recomienda identificar: 

  • Riesgos en la generación de valor. ¿Existen usuarios reales que comprarían o estarían dispuestos a usarlo?
  • Riesgos de usabilidad. ¿Es sencillo de usar  e intuitivo para los usuarios?
  • Riesgos de viabilidad. ¿Podemos construirlo?
  • Riesgos financieros.  ¿La solución funciona para los distintos aspectos del negocio? ¿Es viable financieramente?

El principal propósito al identificar riesgos en las sesiones es tomar decisiones de alcance permitiendo así trabajar en paralelo en la definición del plan, fases o incluso de las evoluciones del producto. Hacerlo bien le facilitará abrir espacio para la planeación de pruebas de concepto que le permitan tomar decisiones para el delivery.

Hacemos énfasis en esto porque el Product Discovery no es solo para productos nuevos. Encontrar cualquier riesgo en sistemas heredados y reducir la incertidumbre en las integraciones múltiples ayudará a cualquier equipo a planear y ejecutar mejor.

Conclusión 

Esperamos que esta guía les sirva para ofrecer resultados poderosos en la práctica, no solo en teoría, y apoyar las razones para que sus equipos se puedan mover rápidamente hacia la adopción de este proceso.

El diseño de productos conciso, legible y procesable, basado en dominios, una buena arquitectura y en metodologías bien ejecutadas, siempre serán la clave para  que todo el equipo tenga una buena comprensión del producto, resuelva problemas vitales y las organizaciones puedan ser ágiles en la implementación de productos digitales de alta calidad.


Foto de Mitchell Luo en Unsplash



Por

Fernanda Valdés

Fernanda Valdés

Otras publicaciones
Obten más información al respecto